Así era Bad Bunny antes de ser famoso

Nacido en el seno de una familia trabajadora, Benito sabía que debía trabajar para ayudar a sus padres, por lo que combinaba sus sueños artísticos con trabajos en un supermercado.

Antes de sus 42 millones de suscriptores en Youtube, sus 41 millones de seguidores en Instagram, sus más de 35 millones de oyentes mensuales en Spotify, sus incontables hits mundiales y ser reconocido como el artista latino más importante de la industria, bad bunny era simplemente Benito Antonio Martínez Ocasio, un chico criado en una familia de clase trabajadora en Puerto Rico.

De modo que por más que ahora parezca que todo brille en la vida del puertorriqueño, goce de mucha fama y se haya convertido en millonario, no siempre fue así, ya que tuvo que luchar para salir adelante haciendo lo que más le gusta y poder ganar el espacio que hoy ocupa. Claro está, durante todo ese tiempo pasó por difíciles momentos, pero sus sueños fueron más grandes.

Del coro de la Iglesia al artista urbano más importante

Benito, nació el 10 de marzo de 1994 en Almirante Sur, Puerto Rico siendo el mayor de tres hermanos.

Desde pequeño sabía que quería dedicarse a la música, así que cantó en el coro de la iglesia de los 5 a los 13 años, edad en la que empezó a interesarse por los artistas que escuchaba en la radio, como Daddy Yankee.

Fue así que decidió participar en un show escolar de talentos, donde cantó la canción Mala Gente, de Juanes; aquella se convertiría en su primera presentación como cantante.

Durante la secundaria hacía algunas rimas de freestyle, con lo que llegó a entretener a sus compañeros y hacerlo relativamente popular gracias a su capacidad de improvisación, su humor y su creatividad.

“Cuando estaba en la escuela solía pararme en el balcón de mi casa cantando y la gente se acercaba a escucharme”, dijo en algún momento el cantante según un artículo de Rolling Stone.

Por aquel entonces, además de la música, también estaba interesado en el skateboarding y la lucha libre. Asimismo, también ha revelado que su madre quería que fuera un ingeniero y su padre prefería que se convirtiera en un jugador de béisbol, mientras que su maestro decía que le iría mejor como un bombero.

Su vida antes del éxito

A pesar de los comentarios de todas las personas que estaban a su alrededor, bad bunny apodado de esa forma por una foto de su infancia en la que aparece con orejas de conejo y un semblante poco amigable, tenía claro lo que quería hacer, por lo que comenzó a escribir sus canciones cuando tenía 14 años.

A sus 19 decidió subir sus canciones a la plataforma de streaming musical SoundCloud, para darle forma a sus objetivos.

No obstante, aunque con este fuerte deseo el puertorriqueño sabía que necesitaba ayudar a se familia a salir adelante, por lo que empezó a estudiar comunicación social en la Universidad de Puerto Rico en Arecibo. Actividad que compartía con el trabajo como reponedor y empaquetador en la cadena de supermercados Econo.

- Patrocinado -

En ese momento, el entonces joven de 22 años no imaginaba que su vida daría un cambio radical en menos de un año.

Finalmente, el talento de Bad Bunny logró captar la atención del productor DJ Luian, quien lo contrató para su sello discográfico Hear This Music. Su primer éxito, el sencillo Soy Peor, alcanzó el puesto 22 en la lista Hot Latin Songs y estableció al famoso como un pionero en la escena del trap latino. Fue así inicios de 2017 la carrera de Bad Bunny despegó y logró escalar exponencialmente.

“Yo en el 2016 estaba trabajando en un supermercado, estaba de empaquetador. En 2017 estaba en los Latin Grammys. Eso es una muestra de superación, yo era como cualquier joven que trabajaba por lo suyo”, declaró en una entrevista con Don Francisco en Telemundo.

Y lo demás ya es historia, y una bien conocida por todos, porque aunque amado por muchos y odiado por otros tantos, si hay algo indiscutible es el éxito producido por el artista puertorriqueño.

Publicidadspot_imgspot_img