¿Cómo es la realidad de ser pobre en Estados Unidos?

Cientos de personas migran año tras año para cumplir su “sueño americano”, ese del que se habla en un sinnúmero de películas y series. Aunque varios ciudadanos del mundo llegan a la nación norteamericana con el propósito de mejorar su calidad de vida; la verdad es que puede ser muy difícil, pues lastimosamente en Estados Unidos existe una realidad de la que no muchos hablan, el ser pobre.

Anualmente, la Oficina del Censo de Estados Unidos, informa que más de 30 millones de estadounidenses viven en la pobreza. De acuerdo a Expatistan, el costo de vida en EE.UU. es más elevado que en el 76% de los países del mundo. Se estima que una persona necesita como mínimo US$2.590 mensuales para vivir en la nación; en el caso de una familia de cuatro integrantes, el valor se eleva a los US$4.530.

Pero, ¿qué es ser pobre en Estados Unidos?

Según los datos del gobierno, citados por la Fundación Heritage, una familia estadounidense promedio o una persona soltera identificada como “pobre”, es aquella que “vive en una casa o apartamento con aire acondicionado, calefacción y no está abarrotado”. Y se añade, que tiene un carro o camioneta, pues alrededor del 43% de las familias pobres del país poseen dos o más automóviles.

A su vez, indican que una casa pobre es aquella que tiene al menos: una computadora;  un televisor de pantalla ancha conectado a cable, satélite o servicio de transmisión; un teléfono inteligente y/o una tablet con conexión a Internet. También, las familias cuentan con comida para todo un año y seguro médico.

¿Esto en verdad puede ser considerado pobre?

- Patrocinado -

Aunque parezca increíble, sí. Una persona considerada pobre, de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es aquella que su ingreso disponible equivalente es inferior al 50% de la media que prevalece en su país; es decir, las naciones más ricas tienen umbrales de pobreza más altos.

Por ello, es probable que una persona soltera o una familia descrita con las características anteriores, sea considerada pobre en Estados Unidos. Para el año 2019, el país lideró el grupo de las naciones de la OCDE con la tasa de pobreza más alta junto con Israel, dado que tenían una tasa de 17.8% y 17.7%, respectivamente.

Se cree que el 7% de los hogares pobres no han podido pagar su alquiler o hipoteca en dos o tres meses; y se ha informado que el 2% vive constantemente con cortes de servicios públicos por falta de pago; también, el 11% ha revelado no haber recibido atención médica o dental en el último año por falta de recursos económicos.

¿En verdad las personas son pobres en Estados Unidos?

Para muchos latinoamericanos puede que esto no se considere “pobre”, pero, hay que tener en cuenta que la percepción de pobreza no siempre está directamente relacionada con la realidad que viven cientos de familias. 

«Otra cara de la moneda» que no se puede negar, es el estilo de vida de las personas que viven en casas rodantes en ruinas o en campamentos en las calles. Según Heritage, menos de 1 de cada 10 personas pobres viven en una casa móvil. 

¿Hay algún problema con la estimación de la pobreza en Estados Unidos?

Expertos han asegurado que la “línea federal de pobreza” está desactualizada, dado que se determina si alguien “es pobre” o “no” por medio de un umbral desarrollado en 1960. En dicho umbral se estima que una familia es pobre si sus ingresos antes de impuestos son menores de tres veces el cálculo del Departamento de Agricultura del país respecto a los gastos en comida; pues el Gobierno estimó que esto representa aproximadamente un tercio de los gastos de una familia promedio.

En 2018, se trazó la línea de pobreza en US$25.645 para una familia de cuatro integrantes. Esto tan solo muestra que el gobierno está alejado de la realidad económica de los más pobres, pues no tienen en cuenta los costos de vivienda, cuidados infantiles, transporte o cuidados médicos; y tampoco, tiene presente las diferencias geográficas.

Acorde con datos de Center for American Progress, alrededor del 43% de las personas no pueden hacerse cargo económicamente de sus necesidades básicas, el 40% tiene dificultades para encontrar US$400 en una emergencia, y un tercio de los encuestados en un informe del centro, comentaron que ellos o un familiar de su núcleo, no tiene suficiente dinero para comprar comida en algún momento del año.

Lo último




Cerrar