¿Cómo obtener tu primer préstamo hipotecario en Canadá?

Obtener un préstamo para vivienda puede ser uno de los procesos más «estresantes» y satisfactorios en la edad adulta, pues contar con el suficiente capital para lograr conseguir el 20% de la cuota inicial de un inmueble, puede llegar a ser un trabajo que tomará tiempo. Pero, no te preocupes, en Q’PASA te vamos a contar cómo puedes obtener tu primer préstamos hipotecario en Canadá y qué deberás tener en cuenta para no morir en el intento.

  1. Aprobación previa para una hipoteca

En el país norteamericano deberás contar con una aprobación previa para obtener una hipoteca. Según la Agencia de Consumidores Financieros de Canadá (FCAC, por sus siglas en inglés), esta aprobación le permite a los prestamistas: conocer la cantidad máxima a la que podrías calificar; estimar los pagos; y fijar una tasa de interés de 60 o 130 días. 

Esta precalificación hipotecaria es importante en el proceso para calificar como tal a una hipoteca. Eso sí, esto no garantiza que apruebes para obtenerla.

  1. Documentación para la aprobación previa

Los documentos que deberás proporcionar para la aprobación previa de la hipoteca son: 

  • Identificación.
  • Prueba de empleo, puedes entregar un comprobante de tu salario actual o tarifa de pago por hora. En caso tal que trabajes de forma independiente, deberás contar con los avisos de tasación de la Agencia Tributaria de Canadá de los dos últimos años.
  • Certificado de que podrás pagar el anticipo y costos de cierre.
  • Información sobre activos (carros, botes, etc).
  • Información sobre las deudas u obligaciones financieras que se tienen en la actualidad.
  1. Tener un óptimo informe crediticio / puntaje crediticio
- Patrocinado -

En otras notas ya te hemos contado lo importante que es contar con un buen informe crediticio / puntaje crediticio, pues esto hará que seas el “candidato ideal” para solicitar una hipoteca. Cualquier prestamista potencial examinará tu informe crediticio antes de aprobar definitivamente tu solicitud.

Si llegas a tener un perfil “poco confiable”, la entidad financiera que esté tramitando tu hipoteca, puede: negarse; aprobar un monto inferior con una tasa de intereses más alta; exigir que alguien más firme la hipoteca junto contigo; o solicitar un seguro de préstamo hipotecario (no importará si cuentas con el 20% o más de la cuota inicial del inmueble).

  1. Demostrar que se pagará el préstamo

En este punto debes tener los “pies en la tierra”, dado que el prestamista o corredor hipotecario, basándose en tu información financiera, calculará los costos mensuales de la vivienda y la carga total que tendrá la deuda, para así, determinar cuál será tu capacidad para pagar.

Debes tener presente que la carga de esta deuda no debe superar el 42% de tus ingresos brutos, este porcentaje se conoce como el Índice de Servicio Total de la Deuda.

  1. Prueba de estrés hipotecario

Si solicitas un préstamo en alguna de las entidades reguladas a nivel federal, ejemplo de ello, los bancos, estos requerirán que pases por una prueba de “estrés” para que así, puedas obtener la hipoteca. 

¿En qué consiste esta “prueba”? Deberás demostrar que puedes realizar pagos a una tasa elegible, la cual, suele ser más alta que la tasa real que tendrás en el contrato de la hipoteca.

  1. Contar con el pago mínimo inicial

Antes de solicitar un préstamo, asegúrate de tener el pago mínimo inicial de la propiedad que deseas adquirir. Debes tener en cuenta que este monto afectará el costo total de tu hipoteca.

Este monto inicial depende del precio del inmueble. Independiente de la cifra, expertos recomiendan pagar el 20% del total de la vivienda. 

Si el bien raíz tiene un precio de C$500.000 o menos, deberás pagar el 5% del total de la compra; si cuesta entre C$500.001 hasta C$999.999, deberás cancelar el 5% de los primeros C$500.000 del valor de la compra y el 10% por la parte del precio de compra superior al monto ya mencionado; y si el precio es de C$1.000.000 o más, deberás pagar el 20%.

  1. Obtener un seguro hipotecario 

En caso tal que no puedas dar el 20% del pago inicial para solicitar la hipoteca, deberás obtener un seguro hipotecario, también conocido como “seguro de incumplimiento hipotecario”, el cual cubre al prestamista si no puedes cumplir tu obligación.

Si buscas un nuevo hogar en Toronto u otra ciudad de Ontario, puedes consultar al representante de venta de bienes raíces, Luis Briceño, quien garantiza “compromiso y dedicación en la compra y venta de tu casa o condominio”.

Luis es un Profesional Inmobiliario con licencia para comprar y vender propiedades en Ontario desde Febrero del 2005 y se especializa en el Área de Gran Toronto y sus alrededores. Si desea tener una asesoría con Briceño, puede comunicarse por medio de:

Contacto Directo: 416-804-8602

Facebook.com/luisbricenoToronto

Email: luisbricenoRealtor@gmail.com

www.luisbriceno.com

Ver Video

Lo último




Cerrar