¡Atención! descubren como se construyeron en realidad las pirámides de Egipto

Según un nuevo estudio, los ingenieros del antiguo Egipto explotaron un antiguo canal del Nilo para transportar materiales de construcción y provisiones a la meseta de Giza.

Sin lugar a duda, si existe un lugar en el planeta que cause curiosidad y que debemos visitar por lo menos una vez en la vida, son las famosas pirámides de Egipto. Razones hay muchas, incluso no hay que olvidar que es la única de las siete maravillas del mundo antiguo que aún existe.

Y es que esta increíble obra, construida hace cuatro mil quinientos años, siempre ha fascinado a los hombres por su majestuosidad. De hecho, el sitio arqueológico egipcio, es de los más visitados por los turistas en el mundo.

Este, tiene algunas particularidades y detalles importante; sin embargo, el cómo fueron construidas ha sido motivo de varias hipótesis, que inclusive han involucrado a extraterrestres. Pero, parece que finalmente el misterio se reveló, pues hay una historia, literalmente más ‘humana’ para explicarlo.

Historia de las Pirámides de Egipto

Las pirámides de Egipto o pirámides de Giza, se construyeron en 2.500 años a. C. Al contrario de lo que muchos creen, las pirámides de Egipto no fueron edificadas para ser templos, sino tumbas de los faraones. Esto significa que los lugares recibieron sarcófagos, pertenencias y momias de los faraones junto con sus familias.

Estas tumbas  se erigieron durante el Reino Antiguo, cuando la capital era Menfis, una ciudad cercana a Giza y El Cairo. Se estima que se utilizaron alrededor de 100 mil hombres para construirlas, ya que los bloques de piedra eran enormes y extremadamente pesados.

Debido a la época en la que fueron construidas, y la complejidad de estas, como dijimos siempre han existido numerosas teorías.

El Río Nilo, la clave de su construcción

Cuando miramos las pirámides de Egipto, es común preguntarse: ¿cómo en una época sin tecnologías modernas fue posible transportar estos bloques piedra tan gigantes? Pues bien, un nuevo estudio colaborativo internacional ha buscado explicar mejor las condiciones para la construcción de las famosas pirámides de Giza, en las afueras de El Cairo, Egipto.

Este nuevo análisis paleoecológico, ha ayudado a reconstruir la historia fluvial del río Nilo, mostrando que los paisajes acuáticos antiguos, y los niveles más altos de los ríos, se alcanzaron hace unos 4.500 años, facilitando así, la construcción del Complejo de las Pirámides de Giza, dicen los autores.

La reconstrucción de la historia del canal fue posible al rastrear las huellas de más de 60 especies de plantas que se encontraron en toda la región. A través de estos datos, los investigadores encontraron que el volumen de agua en el canal era mayor en el momento de la construcción de las pirámides. Dato que no se sabía, ya el canal frente al complejo de Giza, dejó de existir hace mucho tiempo.

“Ahora se acepta que los ingenieros del antiguo Egipto explotaron un antiguo canal del Nilo para transportar materiales de construcción y provisiones a la meseta de Giza”, escriben los autores en el estudio. “Sin embargo, hay escasez de evidencia ambiental sobre cuándo, dónde y cómo evolucionaron estos paisajes antiguos”.

Un poco más sobre el estudio

- Patrocinado -

El estudio imagina el Nilo en alrededor del 40% de su máximo del Holoceno. Con base en los niveles de polen presentes en las muestras del núcleo, la investigación propone que la llamada «rama de Khufu» del Nilo permaneció en un nivel de agua alto durante los reinados de Khufu, Khafre y Menkaure, los faraones para quienes las pirámides en Giza sirven como lugares de enterramiento.

«Era un canal natural en la época de la cuarta dinastía [cuando se construyeron las pirámides]», dijo a WordsSideKick.com el autor principal del estudio, Hader Sheisha, geógrafo físico de la Universidad de Aix-Marseille en Francia . “Sería muy difícil, si no imposible, construir las pirámides sin la rama de Khufu y sin que tuviera un buen nivel, que proporciona suficiente espacio de alojamiento para los barcos que transportan bloques de piedra tan pesados”.

Estos hallazgos también afectan nuestra comprensión del cambio climático a lo largo de una escala mayor de la historia humana.

“Para edificar las pirámides, tumbas y templos de la meseta, ahora parece que los antiguos ingenieros egipcios aprovecharon el Nilo y sus inundaciones anuales, utilizando un ingenioso sistema de canales y cuencas que formaron un complejo portuario al pie de la meseta de Giza, » según la investigación.

Si bien las pirámides siempre retendrán un asombroso aire de misterio, la ciencia ha logrado perforar el velo y ofrecer un vistazo a la logística de construcción y las condiciones ambientales de uno de los proyectos de construcción más grandes de la historia humana. Sin embargo, aún quedan otros misterios por descubrir, como el proceso de encajar los gigantescos bloques de piedra en el laberinto de túneles que se construyeron.

Publicidadspot_imgspot_img