¿Por qué los Millennials exitosos prefieren rentar que comprar vivienda?

Los tiempos han cambiado, pues según Bright Side, la generación considerada Millennial o ‘Y’ escogen no adquirir bienes raíces ni automóviles, prefieren rentar. ¿Por qué?

La página web Emprendiendo Historias compartió que, aquellas personas nacidas desde 1981 hasta 1996 prefieren invertir en experiencias, viajes y emprendimientos; a diferencia de las generaciones anteriores. 

Un factor importante para tener en cuenta es el constante cambio y dinamismo del día a día que tiene un sujeto entre los 24 y 39 años, pues, el no preocuparse por un “típico estilo de vida”, el no querer endeudarse para conseguir una casa o para obtener un fijo medio de transporte, hace que mantengan otro tipo de prioridades.

Se podría decir que los millennials son súper modernos en su forma de vivir, pues según un experimento de Vogue, este nicho siente más presión por el éxito y por demostrarlo. 

Actualmente lo que parece realmente importante son las experiencias, gastar en momentos y actividades para compartir, para ampliar los círculos sociales. Emprendiendo Historias también citó al columnista de The Atlantic, James Hamblin, quien compartió que “resulta que a las personas no les gusta escuchar acerca de las pertenencias (propiedades) de los otros, pero sí sobre la última película que vieron”.

Una entrega de EFE SALUD, mostró un punto importante a destacar de esta generación y son sus hábitos para mejorar y mantener en óptimas condiciones su cuerpo. El informe de la Fundación Mapfre llamado ‘Comprensión Profunda de la Importancia y Percepción de la Salud por parte de la Generación Millennial’, lo demuestra.

Este mostró que uno de cada tres jóvenes practica deporte y que seis de cada diez lo hacen por su apariencia física.

Queda claro que los intereses han cambiado a lo largo de la humanidad, pues, lo que antes era un logro importante para celebrar, como la compra de una casa, pasa a un segundo plano. Ahora es preferible invertir los ingresos en momentos que valgan la pena recordar y compartir y no “endeudarse” por una propiedad. 

Publicidadspot_imgspot_img