En plena crisis por la pandemia miles de canadienses se encuentran “varados” en el extranjero

El portavoz del ministro de Asuntos Exteriores François-Philippe Champagne, Adam Austin dijo que posiblemente algunos canadienses no podrán regresar a casa por un periodo de tiempo indeterminado.

Países de todo el mundo han cerrado sus fronteras con el fin de evitar la propagación del virus y esto ha provocado que miles de canadienses que viajaban al extranjero cuando se declaró la pandemia quedarán si posibilidades de regresar a casa.

Actualmente se desconoce la cifra exacta de los canadienses que están tratando activamente de regresar a sus hogares, sin embargo, en el servicio de registro de canadienses en el extranjero hay un total de 414.000 ciudadanos registrados.

Pese a la situación, el gobierno canadiense informó a sus ciudadanos en el extranjero que posiblemente se verán obligados a permanecer más tiempo del previsto por fuera del país debido a que los países están cerrando sus fronteras y los vuelos se están deteniendo, cuando se declaró la pandemia de coronavirus las aerolíneas comenzaron a cancelar masivamente sus vuelos.

Aunque hay más de 400.000 canadienses en el extranjero registrados en el gobierno federal, se estima que la cifra asciende a los 3 millones de ciudadanos que viven, trabajan y viajan fuera de Canadá en cualquier momento. Ahora miles de canadienses están varados en el extranjero y buscan activamente ayudas gubernamentales para regresar al país.

El portavoz, Adam Austin explicó que “Estas instancias podrían significar que algunos canadienses no podrán regresar a sus hogares por un período de tiempo indeterminado”, siendo así “le recomendamos que siga los consejos de las autoridades locales con respecto a la salud y la seguridad».

Adam explicó que están haciendo todo lo posible para ayudar pero que, pese a que la situación está cambiando a diario y rápidamente, algunos funcionarios están doblando sus esfuerzos para lidiar con una situación histórica y sin precedentes.

Hace una semana el primer ministro, Justin Trudeau le dijo a los canadienses que Ottawa está estudiando «todas las formas posibles de traer a los canadienses a casa», pero señaló que hay demasiados para traer de vuelta, por lo que se sinceró y afirmó que “Es realista saber que hay algunos de ellos que no volverán a casa en las próximas semanas».

En tan solo 1 día Global Affairs Canada recibió más de 10.000 correos electrónicos y 6.000 llamadas telefónicas solicitando ayuda, es por ello por lo que el gobierno aseguró que habrá apoyo disponible, el cual consta de un préstamo de $5.000 para quienes necesiten asistencia temporal.

El ministro de Asuntos Exteriores, François-Philippe Champagne dijo que “El gobierno debe negociar, país por país, el acceso al espacio aéreo y los derechos de aterrizaje, también deben garantizar un aeropuerto abierto y que las tripulaciones de vuelo no serán puestas en cuarentena cuando lleguen”.

Seguir leyendo