El coronavirus está fuera de control en Estados Unidos

Este 25 de junio el coronavirus registró el peor día del coronavirus hasta el momento.

- Advertisement -

A pesar de las afirmaciones de Donald Trump, de que el coronavirus está “desapareciendo” en el país, las cifras siguen aumentando y rompiendo los records mundiales de contagios.

En otros países como los de Europa, se ha visto un declive general en las cifras de contagio, esto puede atribuirse a que han contado con medidas más estrictas en la batalla contra el COVID-19.

Estados Unidos por su parte ha presentado una tasa de contagio estable o ascendente, como sucedió ayer, 25 de junio, cuando se registró el pico más alto con 36.880 casos de contagio positivos en un día.

Esto incluso superó el peor día que habían registrado en contagios el cual tuvo lugar el 24 de abril con 36,739 casos positivos.

Esto es algo preocupante, ya que las medidas hasta ahora tomadas parecen ser inútiles.

Sobre este tema se pronunció Bill Gates, quien afirmó que Estados Unidos está perdiendo el control de la situación actual frente a la pandemia.

Y aseguró que estos contagios seguirían creciendo sin precedentes, en caso de no tomar medidas más efectivas.

 Entre los estados más afectados se encuentran Florida, Texas, Oklahoma, Carolina del sur y California. donde los casos han presentado aumentos de hasta el 77%.

Con el paso de los días se agotan los recursos hospitalarios, lo que ha obligado a algunos estados a imponer cuarentenas contra los visitantes de otros estados del país o que se retrasen los procesos de reapertura.

Mientras que algunos gobernantes toman medidas como imponer el uso obligatorio del tapabocas en lugares públicos y restringir la entrada de personas foráneas a sus estados.

Otros como Mike Parson, el gobernador de Missouri, aseguran que las cosas están bajo control y que sus estados no cerrarán, cuando es evidente que una segunda ola está teniendo lugar en el país.

Con el continuo incremento de casos de COVID-19, es muy probable que los hospitales y las UCIs colapsen, lo que genera una tasa de mortalidad mucho más alta.

La situación empeora diariamente ya que los ciudadanos no generan conciencia, algunos no usan el tapabocas, aún con las recomendaciones de expertos y entidades de salud de la importancia de este durante la interacción social.

Adicionalmente, es preocupante la actitud de los políticos y legisladores del país, quienes intentan salvar la economía, tomando acciones que afectan a la población estadounidense.

Incluso el primer mandatario del país, Donald Trump se reúsa a utilizar el tapabocas, diciendo cosas como “no quiero dar gusto a los medios” al usar este elemento, o afirmando que no es un “ciudadano común” quien deba llevar a cabo estas medidas.

A pesar de ser una potencial mundial, Estados Unidos hasta ahora va perdiendo la batalla en la pandemia, con un resultado de 2,3 millones de contagiados y 121,979 muertos, una cifra que crece y crecerá diariamente, si se continua ignorando la presencia del virus.

Seguir leyendo




Cerrar