Más de 500 mil personas han pedido a los bancos de Canadá diferir los pagos

- Advertisement -

La pandemia del coronovarius no solo ha provocado una crisis sanitaria sino también económica, ahora, con cientos de miles de personas desempleadas, los bancos de Canadá han recibido casi medio millón de solicitudes de propietarios de viviendas para retrasar los pagos de la hipoteca.

Según lo informó la Asociación de Banqueros de Canadá, a medida que se profundizan las consecuencias económicas producidas por la pandemia del coronavirus, los prestatarios han estado congestionando las líneas telefónicas con miles de llamadas para diferir los pagos de deuda.

La emergencia de salud ha generado angustia en miles de personas que fueron despedidas y tienen obligaciones financieras, tan el es caso de los canadienses que en un intento desesperado por sobrevivir financieramente a esta crisis buscan posponer los pagos de sus hipotecas, tarjetas de crédito, préstamos para automóviles y facturas.

A medida que avanza el tiempo de aislamiento social, los canadienses han estado accediendo a las diferentes opciones de omisión de pago otorgadas por los principales bancos del país, como lo son  Big Six – Royal Bank of Canada, TD Bank, Scotiabank, Bank of Montreal, CIBC y National Bank of Canada, que para proporcionar un alivio financiero anunciaron el aplazamiento de hasta seis meses en los pagos de la hipoteca.

De acuerdo con la Asociación de Banqueros de Canadá, los seis bancos más grandes del país ya han diferido los pagos de más del 10% de las hipotecas en su cartera, afirmando que ahora están dejando aproximadamente $ 663 millones por mes en los bolsillos de los propietarios, porque, según los datos de la Corporación de Hipotecas y Vivienda de Canadá, el pago mensual promedio de la hipoteca en el país es de $1.326.

Los canadienses que reciban la aprobación del aplazamiento de sus pagos pueden enfrentar costos de intereses significativamente más altos durante la vida de la hipoteca, por que el interés de los pagos pospuestos normalmente continúa acumulándose y se agrega nuevamente al saldo pendiente del prestatario.

Según Julie Kuzmic, directora de defensa del consumidor de Equifax, “un prestamista que informa que el pago diferido está atrasado sería un error”, “Eso es algo que los consumidores podrían disputar, como con cualquier otro error en su informe de crédito”.

Con el fin de que los prestatarios no sean penalizados por aprovechar los acuerdos especiales de pago, tanto la industria financiera, así como los reguladores federales y provinciales, están actualmente trabajando para crear un sistema que garantice sus derechos.

Por ahora, tener por escrito el compromiso de que los prestamistas no informarán los pagos diferidos, es la mejor defensa de los prestatarios tienen al momento de enfrentar un error en sus informes de crédito.

Seguir leyendo




Cerrar