Personas están tosiendo sobre la policía para evitar arrestos

- Advertisement -

El departamento de policía de Ontario ahora no solo tiene que sumar esfuerzos por mantener la provincia segura, sino también, para lidiar con las personas que están usando su tos como defensa para no ser arrestados, afirmando que tiene coronavirus.

Los agentes policiales  de Ontario están tratando de dar con los sospechosos que intencionalmente les están tosiendo y escupiendo encima, usando estas acciones como “armas” durante la actual pandemia de COVID-19 para no ser arrestados, este es un problema que se ha estado repitiendo en toda la provincia en las últimas semanas donde las medidas de distanciamiento social cada vez son más estrictas.

Ahora las autoridades no solo tienen que luchar para mantener el orden público y evitar los saqueos en las tiendas de alimentos de la provincia, sino, también con varias personas que están usando el virus a su favor, la preocupación radica en que ya son más los casos reportados por los agentes en las demás provincias canadienses, de hecho, ya varias personas enfrentan cargos por sus reprochables acciones.

El lunes, en  Columbia Británica un hombre fue detenido luego de que intentara ingresar a la casa de una pareja de ancianos y tosiera en la cara de tres policías durante el arresto; a este caso se le suma el de una mujer de 24 años que enfrenta cargos luego de que fuera sorprendida tosiendo y escupiendo a un oficial en Ottawa.

El pasado jueves, un hombre de Wingham tosió intencionalmente en la cara de un oficial de OPP del condado de Huron, después de que los agentes fueran llamados a su casa para investigar un «incidente de salud mental» que desató una situación de violencia intrafamiliar.

Tanto los agentes policiales como los trabajadores en la fuerza laboral esencial están ahora tratando de lidiar con los constantes ataques que están recibiendo por parte de las personas impacientes y malintencionadas, de hecho, a finales de marzo, un cliente que estaba molesto por las nuevas medidas de seguridad que se implementaron en LCBO le tosió en la cara a un trabajador y esta semana, un empleado de una tienda de comestibles en Ontario fue escupido y agredido por una persona que se impacientó por la larga fila que había en el lugar, ahora, la policía de Guelph está en busca de dos sospechosos involucrados en el incidente para que enfrenten los cargos judiciales.

Seguir leyendo




Cerrar