Pueblos fantasma cerca de Toronto

681

Ontario está lleno de misterio y que mejor que visitar  algunos pueblos fantasmas, conocer la fascinación y la historia que hay detrás de estos pueblos deshabitados. Algunos espeluznantes, otros tristes y hermosos, y que se han negado a ser borrados de la historia. Aquí comentaremos algunos pueblos fantasmas y abandonados que puede explorar.

Napier, se encuentra cerca de la ciudad de London, en sus inicios fue un pequeño asentamiento de oficiales militares británicos. En 1838, los habitantes ya habían construido una escuela, una iglesia y una academia militar. Después, a inicios de 1850 llega una segunda ola de colonos, allí se formó una asociación de molinos de sierra por el coronel John Arthurs, seguido a esto, en 1851 construyeron una tienda y una oficina de correos. Napier estuvo en la cima en las siguientes dos décadas pero ahora se encuentra en la lista de pueblos fantasmas.

En su apogeo albergo a más fábricas y su población creció alrededor de unos 230 habitantes, esta ciudad como muchas fue víctima de la era ferrovial siendo saltada por los ferrocarriles las industrias no pudieron competir y cerraron gradualmente; actualmente la ciudad sigue siendo el hogar de algunos residentes rurales. Varios de los edificios antiguos continúan en pie y siguen en uso.

También, entre estos pueblos fantasmas esta Cheeseville, una pequeña comunidad industrial y agrícola ubicada en el condado de Gray, la aldea tuvo servicios limitados y estaba justo al lado de Markdale que contaba con todos los servicios necesarios. Además, Cheeseville en su apogeo se caracterizaba por la fábrica de quesos, sierras, molinos de grano y de ladrillos     , allí contaban con una escuela construida a finales del XIX siendo la única institución disponible. Ahora, Cheeseville sigue contando con algunas casas alrededor de la escuela.

Fantasmas en MuskokaOtro de los pueblos fantasmas esta Falkenberg, ubicado en la zona rural de Muskoka, esta ciudad hace parte de los primeros esfuerzos para establecer la región, fue una comunidad bulliciosa a mediados del siglo XIX, pero se fue desmoronando cuando el ferrocarril llego en la década de 1890. En este lugar aun se pueden ver las ruinas del aserradero y algunas casas del lugar.

Por otro lado, Balaclava ubicado justo al oeste de Renfrew, fue fundada a mediados del siglo XIX, contaba con un molino que fue consumido por el fuego, pero finalmente su apogeo se acabó cuando se agotó el suministro de madera cercana, ahora cuenta con un antiguo aserradero que data del siglo XIX, un molino reformado precioso en el centro de la comunidad y algunos residentes en casas antiguas.

A pesar del tiempo estos pueblos fantasmas continúan en la mente de historiadores como los pinos de la industria creciente de Ontario. Ahora puede hacer planes para recorrer y conocer la historia de estos fantásticos pueblos fantasmas.

http://qpasa.com/los-sitios-imperdibles-de-visitar-en-miami/