En términos generales la calidad de vida que los canadienses desarrollan en Mississauga la convirtieron en uno de los mejores lugares para residir.

En el resiente informe de habitabilidad de Canadá además de arrojar resultados del mejor sector para vivir también determinó que el 89% de los canadienses recomendarían sus barrios a otros.

Los canadienses basaron sus respuestas en criterios que según ellos son los que mayor peso tienen a la hora de adquirir una vivienda, por ejemplo, en criterios de habitabilidad el 18% de ellos se basaron en la proximidad a la escuela, el 30% al trabajo y el 36% se basaron en la proximidad al transporte público y en términos generales fueron las tiendas, restaurantes y espacios verdes.

Teniendo en cuenta que los canadienses pasan más de 2 tercios de su tiempo en sus propios vecindarios hace que estos criterios sean de los más importantes y más aun si se es un babyboomers quienes son los encargados de que esta tasa aumente en comparación con los canadienses millennial, Gen Z y Gen X.

El sector que más se destacó en los factores como: Disponibilidad de empleo, crecimiento de la población, atención médica, senderos para caminar, desarrollo económico, asequibilidad en viviendas, transporte público, escuelas y espacios verde fue Mississauga el sector que más cumplió con estos requisitos.

La cercanía que Mississauga tiene con la cosmopolita ciudad de Toronto le ha ayudado a fomentar su explosivo e impactante crecimiento.

Coocksville, Port Credit, y Streetville  son los 3 mejores vecindarios para vivir en Mississauga gracias a las zonas peatonales, acceso a espacios verdes, restaurantes, tiendas y transporte público.

Lakeview fue elegido como el mejor vecindario oculto con una amplia oferta de viviendas disponibles y precios asequibles, seguida por los vecindarios Erin Mills, City Center y Cooksville.