¿Dulces sueños? Un meteorito cayó en la cama de una mujer en Canadá

Algunos expertos consideran que las posibilidades de que esto suceda es de una en 100.000 millones.

¿Te imaginas estar dormido o dormida profundamente y que de repente un meteorito te caiga al lado? Pues aunque parezca un hecho muy surreal, esto le sucedió a una mujer en Canadá.

Se trata de Ruth Hamilton, quien vive en su casa por la Columbia Británica y se despertó tras escuchar los ladridos de su perro y poco después una fuerte explosión, tras levantarse, encendió la luz y se dió cuenta de que el techo de su casa tenía un agujero.

Eran las 11:35 de la noche, revela Hamilton, quién al principio pensó que quizá un árbol había caído sobre su casa, claro, ¿Quién pensaría a la primera que un meteorito cayó en su casa? 

Hamilton, de 66 años de edad procedió a llamar al 911 rápidamente y mientras hablaba con el operador se dio cuenta que había un objeto de color gris, en ese momento dijo “¡Dios mío! hay una roca en mi cama”.

Imagen tomada de nytimes.com

El meteorito, de 1,27 kilos, era del tamaño del puño de un hombre corpulento y pasó rozando la cabeza de Ruth Hamilton, incluso dejándole ‘restos de yeso por toda la cara’; el hecho sucedió la noche del 13 de octubre.

Aunque en un comienzo, Hamilton no quiso hablar del tema; tras hacerlo, Internet hizo viral su historia y además abrió una oportunidad para el estudio de la roca por parte de los científicos canadienses.

- Patrocinado -

Ruth también recordó que en cuanto llegaron los oficiales a su hogar y vieron la roca en su cama le dijeron: “Señora, creo que tiene un meteorito en su cama”.

Claramente, Hamilton no durmió el resto de la noche tras lo sucedido, eso sí, dejó la roca en la cama como si de un bebé se tratara; mientras ella bebía té en una silla.

No es la primera vez que un meteorito aterriza en el hogar de alguien, pues en 1982, una roca de casi 3 kilos se estrelló en una casa de Wethersfield, Connecticut; sin embargo, las probabilidades de que un meteorito entre en casa ajena y caiga en la cama de alguien es de apenas una en… 100.000 millones, según el profesor Brown.

Los profesores de la Universidad de Calgary recibieron la piedra para que fuera estudiada y, Alan Hildebrand, uno de los profesores, comentó que cuando recibieron la roca se abrazaron y expresaron su felicidad.

Publicidadspot_imgspot_img