Canadienses proponen una semana laboral de 4 días una vez se levante el confinamiento

- Advertisement -

Continúan saliendo a la luz los posibles planes que ayudarán a recuperar la economía canadiense que ha sido fuertemente golpeada por la crisis sanitaria del coronavirus, ahora, los canadienses proponen una semana laboral de cuatro días.

¿Qué tan factible es que el fin de semana sea de tres días y que además de generar más felicidad a las personas ayude a la recuperación económica post-coronavius?,  esta idea ha venido tomando fuerza especialmente cuando en Nueva Zelanda, la primera ministra, Jacinda Ardern la propuso como una forma de ayudar al país a medida que se reabre gradualmente tras el cierre generado por la pandemia del coronavirus.

Una semana laboral de cuatro días, pero con cinco días de pago es un sueño que probablemente se hará realidad; expertos creen que un fin de semana de tres días podría ayudar a aumentar el turismo e impulsar la actividad económica en el país. El profesor asociado de la Escuela de Administración Rotman de la Universidad de Toronto, dijo «Esta es una oportunidad para rediseñar la forma en que hacemos las cosas para mejorarlas a largo plazo».

Aunque hace tan solo unos meses esta idea era inconcebible, es ahora una opción viable que permitirá que las personas sean más saludables y productivas, sin embargo, una semana de cuatro días no significaría menos tiempo de trabajo, ya que el estándar de 40 horas todavía estaría en su lugar, pero comprimido durante cuatro días de 10 horas.

El año anterior el modelo fue probado en Japón, donde Microsoft ofreció a sus empleados un día libre adicional pero manteniendo el salario completo, el resultado fue un aumento del 40% en la productividad. Los empleados también dijeron que estaban más felices y que la empresa era más rentable.

El profesor Trougakos estima que el estrés y el agotamiento le cuestan a las empresas norteamericanas entre $ 3 y $ 6 mil millones al año y a pesar de que no todas las empresas están a favor de la idea, está claro que no hay una solución única para todos.

Por ahora todas las ideas están sobre la mesa, sin embargo, se estima que para alrededor del 30 o 40 % de la población, las semanas de trabajo de cuatro días podrían ser factibles y beneficiosas. Con la idea de un fin de semana de tres días los gobiernos buscan ayudar a aumentar el turismo e impulsar la actividad económica en el país y más aún sabiendo que el turismo es el quinto sector más grande de Canadá (antes de la pandemia), el turismo juega un papel importante en la economía, donde se valora en $ 102 mil millones al año.

Una vez finalice el confinamiento, se necesitará mucho esfuerzo y creatividad para reconstruir la industria, por lo tanto, todas las opciones deberán considerarse.

Seguir leyendo




Cerrar