Debido a la escasez de trabajadores agrícolas, el suministro de alimentos en Canadá está en riesgo

- Advertisement -

En medio de la crisis del COVID-19 las granjas agrícolas han duplicado su trabajo para abastecer las cadenas de alimentos, sin embargo, el sector agrícola de Canadá advierte que la escasez de trabajadores es una amenaza latente para cumplir con el suministro de alimentos.

La industria agrícola ya está empezando a ver los efectos provocados por la actual pandemia del COVID-19, pues a pesar de que sus labores se han estado intensificando para cumplir a tiempo con los alimentos vitales, el sector advirtió que de no permitírseles hacer negocios como de costumbre podría como consecuencia haber un alza en los precios y posiblemente una escasez de alimentos en Canadá.

Aunque en reiteradas ocasiones los gobiernos han manifestado como parte de seguridad que las tiendas de alimentos seguirán abasteciéndose normalmente, ahora, la advertencia emitida por el sector agrícola genera incertidumbre porque, aunque en medio de la crisis han abastecido a los supermercados  de la mejor manera, ahora, en plena temporada primaveral debido a la escasez de la mano de obra la producción podría disminuir hasta tal punto de afectar el suministro habitual de alimentos en el país.

La crisis provocada por la pandemia del COVID-19 ha generado una disminución significativa de la mano de obra de trabajadores agrícolas, por tal motivo, el presidente de la Comisión de Trigo de Alberta, Todd Hames dijo” “Estamos en territorio desconocido. Tenemos preocupaciones sobre posibles problemas”, “necesitamos que los gobiernos reconozcan que la agricultura es un servicio esencial que suministra alimentos para el mundo».

Con la primavera a flote las semillas deben ser plantadas, se deben preparar los campos para la temporada, arreglar el equipo y establecer los sistemas de riego, pero, estas son funciones que cada temporada hacen docenas de miles de trabajadores que en gran son parte inmigrantes ahora para conseguirlos ha sido “extremadamente difícil”.

El presidente de la organización del sector privado FARMS y un productor de brócoli, Ken Forth afirmó que la provincia tiene 3.000 trabajadores menos de lo habitual y por ende, hay una necesidad urgente de ponerse al día.

Dada la situación, el gobierno federal está eximiendo de algunas restricciones de viaje COVID-19 a los trabajadores extranjeros temporales, incluidos los trabajadores agrícolas inmigrantes, con el fin de garantizar el abastecimiento de alimentos en Canadá ya que cada año el país recibe a más de 60.000 inmigrantes principalmente de México, Jamaica y Guatemala, de los cuales 20.000 se ubican laboralmente en Ontario.

De no mejorar la situación, los productores se verán en la obligación de reducir la cantidad de su cultivo, aunque una solución viable es contratar trabajadores canadienses que actualmente están desempleados por tal motivo los productores alientan a las personas a visitar el Banco de Trabajo para trabajar en algunas de las granjas del país.

De ser esta la solución, los agricultores tendrán el desafío de contratar trabajadores sin experiencia que requieren capacitación. Bill George, presidente de la Asociación de Productores de Frutas y Verduras de Ontario expresó que “Cada día aumenta el riesgo de que los cultivos no se planten a tiempo” y como consecuencia, los canadienses verán una escasez y aumento de precio de los alimentos de la canasta familiar.

Seguir leyendo




Cerrar