Las personas de bajos recursos y los grupos racializados son los más afectados por el COVID-19 en Toronto

- Advertisement -

Los datos recientemente recopilados por la agencia de Salud Pública de Toronto revelaron que tanto los residentes racializados como los de bajos ingresos han sido los más afectados por el virus.

En mayo, Toronto Public Health realizó un estudio para identificar cual es la población más vulnerable en la ciudad frente a la crisis sanitaria y, en el se descubrió que las tasas más altas de infecciones y hospitalizaciones se estaban presentando justamente en las áreas donde se registraba una mayor proporción de personas de bajos ingresos, ahora, casi 3 meses después de pandemia, la Oficial Médica de Salud, Dra. Eileen de Villa dijo que los datos muestran que ciertos grupos etnoraciales y personas de bajos ingresos continúan sobrerrepresentado en las infecciones por coronavirus.

Los datos recopilados entre el 20 de mayo y el 16 de julio dejaron al descubierto que, los pueblos árabes, Medio Oriente o Asia occidental, personas de raza negra, comunidad latinoamericana, pueblos del sur de Asia o del Indo-Caribe y las personas del sudeste asiático estan sobrerrepresentadas en términos de su tasa de infección, en relación con el tamaño de la población de la ciudad.

Según los hallazgos, en Toronto las personas de bajos ingresos en sus veinte años tienen 145 casos por cada 100,000 personas, mientras que aquellos del mismo grupo de edad que ganan de $ 70,000 a $ 79,000 al año tenían 46 casos por cada 100,000.

El informe publicado el 30 de julio por Toronto Public Health, muestra que por cada 100,000 personas, el 8.4% de aquellos en hogares de bajos ingresos tuvieron que ser hospitalizados debido a COVID-19, en comparación con solo el 2.4% entre los que no. 

La comunidad negra de la ciudad representa solo el 9% de la población, pero representó el 21% de los casos de coronavirus y, en general, los grupos racializados tenían 231 casos por cada 100,000 personas, mientras que los blancos solo tenían 50. 

El alcalde de Toronto, John Tory dijo: «Los datos recopilados y presentados por Toronto Public Health nos ayudarán en nuestra respuesta a la pandemia de COVID-19 al permitirnos ayudar a vecindarios específicos que sabemos que están siendo más severamente afectado.”

Las personas árabes, del Medio Oriente o de Asia occidental representan el 4% de la población de Toronto, pero, representaron el 11% de las infecciones y, también se encontró que, el 60% de los hospitalizados eran de bajos ingresos.

De acuerdo con la información, solo alrededor del 30 por ciento de la población de Toronto tiene un ingreso familiar de $ 50,000 o menos, pero ese grupo de ingresos representa un poco más del 50% de las infecciones reportadas en la ciudad.

«Necesitamos centrarnos en los determinantes sociales de la salud, como las oportunidades de vivienda asequible, el acceso al empleo y el apoyo a los ingresos, y las oportunidades educativas. Y sí, debemos abordar el racismo sistémico», dijo la Dra. Villa.

Joe Cressy, presidente de la Junta de Salud de Toronto, dijo: “no deberían sorprendernos. Sabemos que la raza y los ingresos han determinado por mucho tiempo el estado de salud, pero representan un llamado a la acción.”

«Aunque esta información es preocupante de escuchar, tenerla ante nosotros en términos claros es mejor para nosotros en nuestra respuesta y en el largo plazo», dijo Tory, quien también afirmó que para abordar adecuadamente las soluciones a largo plazo se necesitan fondos adicionales de otros niveles de gobierno.

Seguir leyendo




Cerrar