¿Es posible abrir las escuelas sin que eso signifique un aumento en los casos de coronavirus?

Algunos países ha encontrado métodos efectivos que les permiten llevar a cabo la repertura de las escuelas sin ver aumentos significativos en los casos de coronavirus, las medidas se repiten en muchos de ellos y sirven de guía para otros paises que apenas piensan en esta opción.

- Advertisement -

En muchos países parece que la educación presencial es algo del pasado, las aulas de clase han estado vacías desde que empezaron las alertas por coronavirus y los estudiantes han tenido que recibir clases virtuales durante varios meses, por ahora, parece que para muchos de ellos está será una realidad por mucho tiempo.

Algunos países como Estados Unidos esperan poder abrir las escuelas lo más rápido posible, pero antes de decidir dar ese paso hay que considerar los casos de países que ya lo hicieron y como ha resultado este experimento.

Una de las primeras cosas para tener en cuenta es que los países que decidieron reabrir las escuelas ya habían controlado el contagio de coronavirus o habían pasado por etapas de aislamiento social, cosa que en Estados Unidos ha sido muy baja.

Hasta hoy ese país presenta más 4,4 millones de personas contagiadas con el virus, siendo el país en el mundo con mayor número de personas que han contraído el coronavirus.

Aun así, en el país existe un grupo de personas que sigue presionando día a día para que se acelere la apertura de las escuelas en todo el país, entre esas personas se encuentran pediatras, padres de familia, especialistas en el campo de la infancia e incluso Donald Trump.

Estas personas expresan que las escuelas deberían volver a funcionar ya que se ha evidenciado que la tasa de contagio que producen los niños menores es mucho más baja que aquellos que se dan a través de adultos o adolescentes.

 Por otro lado, los niños son menos propensos a sufrir de fuertes síntomas de coronavirus.

Según estas premisas, sería fácil para una escuela primaria el poder aislar los casos de coronavirus que se presenten y continuar prestando sus servicios.

También, se ha planteado la idea de que sean creadas jornadas mixtas, donde los niños días asistan a la escuela algunos días y otros días tengan clases en línea desde casa.

Hasta ahora algunos países que han podido reabrir las escuelas exitosamente han sido Noruega, Dinamarca, Corea del Sur y Francia.

En Noruega y Dinamarca las escuelas fueron abiertas después de solo un mes de cierre. Allí se dio prioridad a la desinfección profunda y regular de todas las áreas de las escuelas, se crearon grupos de estudiantes más pequeños que permitiera dejar mayor espacio entre los escritorios y además, se dividió a los estudiantes en pequeños grupos que podían salir al recreo por turnos.

Con el sistema que crearon ambos países el retorno a las aulas fue todo un éxito, ya que no se vio un aumento de casos de coronavirus relacionados con las escuelas.

Adicionalmente, en esos dos países se procedió a abrir las escuelas secundarias al ver que su plan piloto de vuelta a clases estaba funcionando.

Por otro lado, Francia se encontró algo muy interesante durante su plan de regreso a clases.

En la localidad de Crépy en Valois, dos maestros contrajeron el virus en el mes de febrero, antes de que se diera el cierre de las escuelas.

Partiendo de eso, científicos del Instituto Pasteur decidieron investigar a los estudiantes y a otras personas que hubieran podido estar en contacto con los dos maestros.

En el estudio se encontró que 38% de los estudiantes habían desarrollado anticuerpos contra el coronavirus, así mismo 43% de los profesores y 59% del personal de la escuela tenían en sus sistemas anticuerpos capaces de batallar contra este patógeno.

Entonces, claramente todas esas personas habían estado en contacto con el coronavirus, pero tuvieron respuestas inmunes positivas.

Algo similar ocurrió en Irlanda, donde se encontró que 6 personas contagiadas con coronavirus habían asistido a escuelas y habían tenido numerosos contactos con otras personas.

Dentro de los contagiados estaba 1 estudiante de primaria, 2 estudiantes de secundaria y 3 adultos.

Analizando los posibles contactos sociales, se estudió a un total de 1155 personas, pero ninguna de ellas resulto contagiada, esto teniendo en cuenta que habían compartido espacios cerrados y con escenarios que son “ideales” para el contagio como una clase de música donde se usaron instrumentos de viento.

Pero, los buenos resultados de algunos países no se traducen en que todos los países tendrán éxito llevando a cabo el regreso a clases.

En Israel, se abrieron las escuelas desde el mes de mayo y se implementaron aulas de clase con grupos reducidos de estudiantes, al ver que la metodología estaba teniendo éxito las normas fueron suavizadas, y fue ahí cuando ocurrió un brote que afectó a cerca de 200 personas, entre ellas estudiantes y personal de la escuela.

Ahora, ese país decidió que se debe cerrar la escuela en el momento en que se presente un caso positivo con coronavirus.

Mirando en el panorama y las experiencias de otros países, la apertura de las escuelas puede ser llevado a cabo de manera exitosa, pero depende de varios factores que varían en cada país.

En los países donde los contagios se han mantenido controlados, se ha evidenciado que los contagios provenientes de las escuelas pueden ser realmente bajos y controlables en cuanto se manejen de manera correcta.

Un factor que influye enormemente es que los niños han demostrado ser menos vulnerables ante el virus, algunos científicos sostienen que es debido a que en sus pulmones existen menos proteínas que sirven de transporte para el virus y a que los niños tienen tonos de voz más bajos y menos síntomas como tos, que son dos medios por los que el virus sale del cuerpo y se transporta en gotas buscando un nuevo huésped.

Muchos de los expertos que buscan la reapertura de las escuelas sostiene que los niños y adolescentes se ven afectados por la falta de asistir a clase, algunos sostienen que la calidad de educación que reciben de manera virtual es más baja y que la falta de socializar con otros niños trae problemas en la personalidad y el desarrollo.

A pesar de esto, algunas escuelas que iniciaron clases recientemente decidieron continuar en el campo virtual y en la opinión de muchos es por ahora la mejor idea considerando el contexto actual del coronavirus en ese país.

Seguir leyendo




Cerrar