El primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau ayer en las horas de la tarde sorprendió a la prensa con un comunicado en el cual expresaba la nueva reforma que había realizado su gobierno en lo que corresponde a los precios del licor en especial la cerveza

El primer ministro se refiere al descuento de hasta el 60% de la cerveza en el país, luego de los incidentes ocurridos por el aumento de impuestos a esta bebida alcohólica y la inconformidad que los canadienses mostraron frente a ello, Trudeau reconsideró la idea y luego de varias reuniones con los fabricantes de cerveza se llegó al acuerdo de reducir significativamente su precio como muestra de una alianza comercial entre la industria licorera y el gobierno, recordemos que el gobierno federal cobra más de $5 mil millones en impuestos anuales a la cerveza de tal manera que con el nuevo acuerdo se pretende no atropellar a la industria y tomar en cuenta la petición que los canadienses realizaron a través de “Axe the Beer Tax”.

Y como soñar no cuesta nada, sigamos soñando que esto algún día sucederá, “Feliz april fools”, pensar que el gobierno revertirá la decisión sobre la medida impositiva de la alza de los impuestos parece ser una realidad casi imposible ya que el gobierno anualmente recauda una cantidad de dinero significativa en impuestos de esta industria, pero además de ello lo positivo es que esta es una manera estratégica a la cual el gobierno acude para evitar el exceso de personas alicoradas en el país, recordemos que los accidentes de tránsito y los conflictos callejeros en su mayoría de veces sucede en estado de embriaguez; no todo es tan malo como parece.