Sin vacuna no hay fiesta: Bolsonaro tuvo que comer en las calles de Nueva York

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue el único presidente en la Asamblea General de las Naciones Unidas que no se había vacunado.

El mandatario de Brasil ha sido muy escéptico con la vacunación del coronavirus y ha expresado abiertamente que no tomará la vacuna por el momento, a pesar de su importancia política, las leyes son para todos y el presidente vivió en carne y hueso un momento increíble.

Al no estar inmunizado, el mandatario de 66 años, ultraderechista, tuvo restricciones a la hora de ingresar a los restaurantes de Nueva York, a pesar de esto, el mandatario bromeó con la situación y comió pizza en las calles, publicando en redes sociales una foto con la frase  “Cena de lujo en Nueva York”.

El popular columnista Reinaldo Azevedo, expresó: “A Bolsonaro le gusta simular simplicidad y molestía en momentos así… pero no se trata de gusto o elección, sino de una imposición de la ley vigente en NY”.

La Asamblea General de las Naciones Unidas es el anfiteatro que recibirá la Asamblea de la ONU, como centro de convenciones, le aplican todas las reglas sanitarias que la mayoría de espacios cerrados.

Antes esta situación surgió la duda de sí el presidente Bolsonaro podría asistir a la Asamblea, pues sigue sin estar vacunado.

Otro hecho curioso que tuvo que vivir el mandatario brasileño fue el haber usado la puerta trasera de hotel para ingresar, pues en la entrada principal lo esperaban manifestantes a gritos de “Fuera Bolsonaro”.

Publicidadspot_imgspot_img

Lo último